Templo Principal

Situado en el punto más alto de la ciudad, al norte del conjunto de edificaciones conformado en torno a una cámara designada como patio denominado “Plaza Sagrada”, el Templo Principalo Templo Mayor del Machu Picchu se erige en esta localización por ser una de las dos edificaciones con mayor significado espiritual para la ciudadela. Esta plaza recoge a los dos templos más importantes de esta ciudad: el Templo de las Tres Ventanas y el Templo Principal. El Templo Principal mantiene una arquitectura con básicamente la misma similitud en los materiales que se utilizaron para la construcción de ambas edificaciones pero, sin embargo, los conglomerados rocosos finamente tallados de enorme tamaño del Templo Principal presentan una estructura más pulida y lineal, por lo que los expertos antropólogos se basan en la tesis de que éste fue el templo más importante de la ciudadela y en él se albergaron las celebraciones más importantes y los rituales sagrados de mayor significado espiritual para la ciudad.

Expertos mantienen la teoría de un gran número de oquedades en las paredes podrían haber sido destinadas para enterramientos, llegando a ubicar varios sepulcros en forma cuadrangular. La arquitectura del templo es denominada wayrana por poseer solamente tres de las cuatro paredes usuales en las construcciones de la época. Estas tres paredes están construidas por conglomerados de bloques rectangulares de piedra con una longitud de casi 12 metros, una anchura de unos 8 metros y un grosor de casi un metro. En la parte delantera del templo, se puede ver una pequeña roca tallada que podría haber sido la Cruz del Sur.

Junto a la cámara principal del Templo Principal del Machu Picchu, se puede acceder a un recinto que pudo haber sido destinado para la residencia del sacerdote debido a que, muy cercana a la pared última, se puede encontrar una pequeña estructura hecha de piedra que recuerda a un pequeño estrado, lo que podría haber sido utilizado como cama para el sacerdote. Por ello se ha denominado a esta pequeña sacristía adosada al templo “casa del sacerdote” o “cámara de los ornamentos”. La compleja arquitectura del templo, así como de la casa sacristía adosada a él, presenta un fino trabajo con grandes muros levantados con perfectos bloques lineales de piedras pero con un aspecto inacabado, por lo que se mantiene la teoría de que el complejo no se llegó a construir por completo. La sacristía, sin embargo, presenta un más fino aparejo, quizás por haber sido finalmente construida, pero aún comparte la misma refinada arquitectura que las otras dos edificaciones que residen en la Plaza Sagrada.

Debido al paso del tiempo, al abandono y a las arduas condiciones climatológicas, el Templo Principal ha cambiado su orientación hacia el nordeste debido a que las abundantes lluvias de las muchísimas tormentas que sufre la zona, han llegado a desplazar una de las paredes centrales. Los expertos han estudiado la zona y han barajado varias posibilidades. Se mantiene la teoría de que una falla geológica atraviesa toda la zona de la cordillera montañosa y, además, existiría una segunda falla que atravesaría el Templo del Sol. Los derrumbes provocados por los movimientos sísmicos que de la zona ha sufrido con el tiempo, han deteriorado muchísimo los restos arqueológicos del lugar. Sin embargo, expertos mantienen la tesis de que el Templo Principal rendía culto al dio Wiraqocha, el dios invisible superior andino.

Más Panoramas de 360° de MachuPicchu