Templo del Sol

El Templo del Sol se encuentra situado en el sector urbano y se puede acceder a través de un enorme portón construido con dobles vigas el cual poseía un mecanismo de cierre como medida de protección y seguridad. Según las recientes investigaciones antropológicas, la localización exacta de la ciudadela fue elegida para llegar a situarla a la mayor altitud posible y así poder a su vez llegar a contemplar el cielo más de cerca. La civilización inca consideraba que una posición más cercana al sol les permitiría un mejor y más adecuado emplazamiento tanto como para sus estudios astronómicos y como para sus rituales religiosos.

La localización de la edificación central más importante es conocida como Torreón y coincide exactamente con la posición con mayor altitud. Es ahí donde se estableció el centro de estudios y prácticas religiosas y donde se hallaron restos arqueológicos de un artefacto gnomónico para la medición de tiempo solar.

La torre muestra un impresionante diseño arquitectónico semicircular, cuyo segmento plano contiene la denominada Puerta de la Serpiente, mientras que la pared circular muestra dos ventanas con una extraña forma trapezoidal. La construcción se realizó sobre un peñón rocoso de granito de la propia montaña, aprovechando el trazo natural de la cordillera; sobre este peñón, se levantaron un recinto con 10 metros y medio de pared, mediante bloques irregulares de piedra pulidos manualmente. La puerta contenía toda serie dhttps://machupicchu360.s3.us-east-2.amazonaws.com/templo-del-sol/index.htme adornos y decoraciones elaborados con joyas incrustadas y detalles en oro. Hoy en día, la prueba de la existencia de ornamentación puede verse reflejada en los surcos que han quedado vacíos en todas las puertas y ventanas del complejo tras el saqueo de la ciudad tras su abandono, aunque también se ha llegado a saber que la ciudad tuvo un trágico y nefasto capítulo tras un gran incendio en los alrededores.

Bajo el gran macizo rocoso sobre el que se irgue la torre, se halló la entrada a una pequeña gruta subterránea la cual presenta una excelente obra de construcción. En esta cámara subyacente es donde se puede apreciar un extremadamente delicado trabajo de albañilería, pues todas las paredes de la cámara están totalmente revestidas con piedra tallada, por lo que se mantiene la teoría de que fue diseñado como cripta para albergar a los cadáveres momificados de varios miembros de la más alta aristocracia de la civilización inca. En la parte occidental cercana al templo, se edificó un patio rectangular donde se puede apreciar nueve oquedades que podrían haber sido destinados como sepulturas debido a su semejanza a otras agrupaciones de fosas comunes.

A través de una de las cámaras, se puede acceder a otra edificación la cual se cree que fue destinada como cuarto para el servicio, pues posee un sistema de alcantarillado o drenaje, un cuarto diseñado como cobertizo destinado al ganado autóctono de la zona, el cual era predominantemente camélido y, en lo que parece un cámara adyacente, se puede acceder a un balcón privado orientado hacia a la parte oriental de la ciudad.

Machu Picchu Tour Virtual