El Santuario Histórico de MachuPicchu

MachuPicchu: Conservación y Amenazas

Desde el punto de vista ambiental, el principal valor de este Santuario reside en el rol que juegan los exuberantes bosques de sus montañas para el mantenimiento del equilibrio hídrico de la región, captando el agua de las lluvias y conduciéndola -sin causar erosión- hacia el curso del Urubamba. Si estos bosques desaparecieran, se perderían con ellos numerosas especies de flora y fauna únicas y casi desconocidas para la ciencia; pero sobre todo, se iniciaría en el área un irreversible proceso de deterioro ambiental que traería consigo consecuencias devastadoras para el hombre, como la destrucción de las vías de comunicación, la desaparición de zonas de cultivo, inundaciones y deslizamientos de tierra.

En la actualidad, la principal amenaza contra el Santuario, además del crecimiento desproporcionado del turismo, son los incendios forestales. Iniciados por agricultores residentes en las zonas altoandinas colindantes con esta área protegida, los fuegos estacionales -dirigidos a renovar los pastos naturales- se vuelven incontrolables e ingresan, ayudados por el viento y la fragilidad de la vegetación, ladera abajo hacia el corazón de los bosques de neblina. A menudo, el fuego arrasa con todo a su paso, destruyendo enormes extensiones de selva virgen, hasta que el efecto de las lluvias aplaca la furia de las llamas. En años recientes, la magnitud de estos incendios ha sido tal, que su efecto devastador llegó incluso a trasponer los límites de la ciudadela inca de Machu Picchu.

Afortunadamente, la administración del Santuario, en coordinación con los diferentes sectores involucrados en su conservación, y con el apoyo de la cooperación internacional, viene trabajando en el desarrollo de un plan de uso múltiple de recursos, capacitando a los agricultores acerca de los peligros de la quema anual de pastos y ofreciendo alternativas de aprovechamiento no destructivo de los recursos del área a los pobladores que dependen de ella.

El Santuario Histórico de Machu Picchu fue reconocido internacionalmente por la UNESCO en 1983, otorgándosele la categoría de Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad. Sólo dos áreas en las Américas ostentan esta distinción (la otra es Tikal, en Guatemala).

PRINCIPALES ESPECIES DE FLORA Y FAUNA DEL SANTUARIO DE MACHUPICCHU

Las investigaciones realizadas en el Santuario histórico de Machu Picchu han permitido registrar un total de 375 especies de aves (casi la cuarta parte de las especies del Perú); carca de 60 especies de maíferos; más de 7.000 especies de plantas, y números aún desconocidos de anfibios, reptiles, peces e insectos.

Flora

Alnus jorullensis Aliso Erythrina falcata Pisonay Juglans neotropica Nogal Podocarpus glomeratus Intimpa Polylepis racemosa Queñual Buddleia incana Kishuar Cedrela sp. Cedro de altura Cyathea sp. Helecho arbóreo Masdevallia veitchiana Wakanki Epidendrum secundum Wiñay Wayna Puya weberbaueri Achupaya Tillandsia rubra Salvajina.

Fauna

Tremarctos ornatus Oso andino o ucumari Leopardus pardalis Tigrillo u ocelote Herpailurus jaguaroundi Jaguarundi Mazama chunyii Tanka taruka o venado rojizo Pudu mephistopheles Sachacabra o venado enano Lagothrix lagotricha Mono choro Cebus apella Machín negro Nasua nasua Coatí o achuni Lutra longicaudis Nutria Vultur gryphus Cóndor andino Rupicola peruviana Gallito de las rocas Merganetta armata Pato de los torrentes Cinclus leucocephalus Mirlo acuático Aulacorhynchus prasinus Tucaneta esmeralda Pharomacrus auriceps Quetzal de altura Thraupidae spp. Tangaras Bothrops sp. Jergón terciopelo Atelopus spp. Ranitas camufladas

Pages ( 2 of 2 ): « Anterior1 2